Quien es Christopher

Christopher Kalemba, ya desde los inicios, en 1993, es nuestro referente local y benefactor en el proyecto “Nkoni Educational Centre”. Comenzó donando 6 acres de terreno sobre los que levantar el colegio. Fundó, junto a los mayores del pueblo, una asociación sin fines de lucro (Karudef), encargada de la gestión de la escuela que, por aquél entonces, aún estaba en construcción. Bajo una inestable situación económica, con un inglés fluido, Chris dedicó parte de su tiempo a organizar el proyecto, así como a la búsqueda de voluntarios para la construcción  del colegio y de voluntarias para preparar la comida,  así como de buscar los primeros profesores que se encargaron de impartir los cursos primarios.

Nacido el año 1960 en Nkoni, Christofer es el quinto y último hijo, y el único en haber sobrevivido al sida: sus 4 hermanos y hermanas se murieron, dejando 5 pequeños niños (con menos de 10 años) que pasaron a quedarse a cargo de Chris. Este es uno de los motivos por los que se ha visto muy implicado en el proyecto del centro para los huérfanos.

Tanto en Nkoni como en los pueblos de los alrededores se encuentran decenas y decenas de pequeños huérfanos a causa del sida, y este colegio ha permitido que muchos de ellos puedan estudiar, y que ahora estén trabajando. Actualmente, el centro acoge a 624 niños, de los que 350 son huérfanos de ambos padres.

A los 25 años, Chris se casa con Rosemary Nantongo, con la que tiene 4 hijos (que, junto a sus sobrinos huérfanos, forman un total de 9). Dos de sus hijos van a la universidad y serán diplomados en breve.

Chris es diplomado en Ciencias Sociales y Administración; ha comenzado a acudir a la universidad (a la que aún esta inscrito) y ha realizado varios cursos de formación en el campo de la Administración Pública.

Es presidente del gobierno local desde hace 10 años y reconocido y respetado por el conjunto de politicos y ciudadanos.

Actualmente, Christopher planea dejar de lado su cargo público para así poder dedicar mas tiempo al proyecto Nkoni, ya que éste requiere una contínua atención y trabajo para mantener el nivel de organización eficaz y eficiente logrado hasta ahora. El proyecto de Nkoni recibe con orgullo ayudas del exterior y con personal local para su gestión cotidiana (la enfermera es una huérfana que realizó sus estudios en la escuela, el vicedirector es un huérfano que ha llegado a ser profesor de secundaria)

 esta página ha sido traducida al español por Esteve Dandachli